Xoel López regresa a México para musicalizar la FIL Guadalajara

Nota: Rubén Reyna

Fotos: FB Xoel López

 

Recuerdo mi primer acercamiento a la m√ļsica de Xoel L√≥pez. Corr√≠an los √ļltimos meses de 2009 y MixUp celebraba una venta especial del cat√°logo de EMI -en aquel momento la transnacional aun no era una filial de Universal-. Como cualquier muchacho con poco dinero y muchas ganas de llevarse todo me pas√© horas buscando algo que de verdad llamara mi atenci√≥n, hasta que encontr√© cierto disco que en su portada apuntaba Deluxe como el firmante. Si he de ser honesto yo esperaba algo de Delux, banda ic√≥nica de pop punk local que era el sonido que me ten√≠a atrapado en ese momento.

 

Entonces ah√≠ me tienen, un adolescente emocionado por su nueva adquisici√≥n esperando escuchar un disco lleno de ritmos r√°pidos y canciones pegajosas. Imaginen mi cara cuando lo que escuch√© era un disco totalmente diferente (s√≠, debi√≥ ser un poema). ¬ŅEntienden la lecci√≥n? Espero que s√≠, antes de salir a comprar un disco (¬Ņa√ļn compran discos?) ¬°Conozcan la discograf√≠a del artista!

 

El disco terminó botado durante meses, me molestaba siquiera verlo, hasta que llegó una buena tarde en que el ocio me hizo tomar nuevamente esa cajita. Vaya tarde.

 

¬ŅPor qu√© escribo esto que parece tan irrelevante? Primera porque soy un nost√°lgico, segunda porque a veces es as√≠ como algunos llegamos al disco que nos cambiar√° la vida, de manera accidental -o no tanto-.

 

El disco en cuesti√≥n era Reconstrucci√≥n, sexto -y √ļltimo-¬† material bajo el seud√≥nimo Deluxe, proyecto m√°s importante de Xoel hasta ese momento; lleno de temas variados, emotivos y con una sonoridad capaz de enchinar la piel (no has vivido si no has escuchado de Vino y Espejos, Es Verdad o la enorme P√°jaros Negros). Pero el √©xito alcanzado con dicho proyecto no fue suficiente para mantenerlo atado, decidido a desprenderse de toda carga dej√≥ su hogar en A Coru√Īa en un viaje m√°s que f√≠sico, introspectivo.

 

Luego de su arribo a Argentina -pa√≠s clave para sus futuros proyectos-, un largo ir y venir por todo el continente americano, su eventual regreso a casa y la aventura llamada ‘Xoel L√≥pez y la Caravana Americana‘ se fue gestando algo enorme dentro de √©l. A√Īos que pudieran parecer ca√≥ticos, pero que resultan m√°s en el redescubrimiento de un hombre con su raz√≥n primaria de hacer m√ļsica, de ser artista.

 

Todo esto termina plasmado en un hermoso disco llamado Atl√°ntico (2012), por primera vez bajo su nombre, Xoel, se encarg√≥ de confeccionar canciones que reflejan esa ambivalencia entre Espa√Īa y Latinoam√©rica, su lejan√≠a y, a la vez, sus puntos de encuentro. A esta especie ‚Äėdebut‚Äô de una figura consagrada le han seguido Canciones Paganas (2014) y Paramales (2015), trabajos que hacen gala del talento que Xoel L√≥pez posee, de sus tiempos, de sus formas.

 

Todo esto que escribo viene a prop√≥sito de la pr√≥xima visita de Xoel a nuestro pa√≠s, espec√≠ficamente a Guadalajara, donde estar√° tocando como parte de los actos musicales que podremos disfrutar dentro del marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. Recordemos que este a√Īo la FIL tendr√° a Espa√Īa como pa√≠s invitado, motivo por el cual podremos disfrutar de actos internacionales como el de Vetusta Morla, Dani Martin, Amaral, Leiva, entre otros.

 

Xoel L√≥pez estar√° present√°ndose en el Foro Fil el d√≠a 26 de noviembre a partir de las 21 horas, como parte del programa tambi√©n participar√° el m√ļsico tapat√≠o Siddhartha.

 

Es probable que en medio de la feria, entre tanta gente, alguien, de forma casual, se tope con la m√ļsica de Xoel L√≥pez en algo que, se los aseguro, puede ser un maravilloso accidente.

Comentarios
Cargando...