Se apaga otra estrella: fallece Cepill√≠n, ¬ęel payasito de la tele¬Ľ

Ricardo Gonz√°lez Guti√©rrez, Cepill√≠n falleci√≥ hoy a los 75 a√Īos de edad.

 Luego de haber sido internado y posteriormente sometido a una operación en la columna vertebral por un dolor de espalda, se informó que Ricardo González, mejor conocido como Cepillín, fue intubado tras presentar complicaciones cardiacas y neumonía, situación que causaría su posterior fallecimiento. La noticia fue confirmada hace unos minutos por su hijo Ricardo González.

 

También se conformó que el payasito de la tele padecía cáncer, pero fue detectado cuando realizaron la cirugía de columna.

 

Cepill√≠n, quien acompa√Ī√≥ la infancia de varias generaciones en Am√©rica Latina, naci√≥ en Monterrey el 7 de febrero de 1946, estudi√≥ odontolog√≠a y comenz√≥ a pintarse la cara para que los ni√Īos no le tuvieran miedo mientras ejerc√≠a su profesi√≥n, fue as√≠ como naci√≥ la carrera del clown m√°s querido de la d√©cada de los 70s y 80s.

 

Luego de participar por a√Īos en las campa√Īas de higiene en el canal 12 de Monterrey, ahora Multimedios Televisi√≥n, decidi√≥ probar suerte en la Ciudad de M√©xico, en 1977 logr√≥ que Televisa le diera un programa llamado ‚ÄúEl show de Cepillin‚ÄĚ que se transmit√≠a todos los d√≠as; a partir de ah√≠ surgieron varios discos de los de salieron temas como ‚Äúla feria de cepillin‚ÄĚ, (tema que a√ļn se escucha en algunas fiestas infantiles y no tan infantiles), Tom√°s, En el bosque de la China, La gallinita coco ua ua y muchos m√°s, con los que obtuvo 11 discos de oro por sus altas ventas.

 

Desde 1982 a 2006, mont√≥ una compa√Ī√≠a que lo llev√≥ a recorrer toda la Rep√ļblica Mexicana y Estados Unidos.

 

En 2006 regres√≥ a la televisi√≥n con un programa llamado Cepillin’s live, en el que trabaj√≥ junto a sus hijos Cepi y Franky. Este fue transmitido por Multimedios Televisi√≥n, en su natal Monterrey.

 

Cepill√≠n cuenta con 18 discos de estudio y una innumerable cantidad de programas televisivos que lo consolidaron como ‚Äėel payasito de la tele‚Äô y con ello alegr√≥ la infancia a muchos de nosotros.

 

Descanse en paz, Cepillin.

 

Comentarios
Cargando...