10 discos imprescindibles que este año festejan su primera década (Parte 1)

Nota: Rubén Reyna

 

Corre 2008 y tú estás tirado en la cama de tu habitación, luego de subir un par de estados a MySpace -con una ortografía que haría que tu maestra de español se suicidara-, te dispones a escuchar el más reciente sencillo de tu banda favorita, parte de su álbum debut o incluso, sin saberlo, el último de su carrera y, cuando te das cuenta, resulta que han pasado ya 10 años de eso.

 

En esta ocasión, aprovechando los primeros días de este 2018, quisimos traerte la primera parte de un listado de 10 discos que fueron estrenados en 2008, discos fundamentales para ese año y que han logrado sobrevivir las pruebas del tiempo para, luego de diez años, seguir sonando en nuestras playlist (o en tu reproductor de cds, depende que tan romántico seas).

 

Memorama – Allison

 

Siempre he creído que cada lanzamiento constituye un paso importante dentro de la carrera de cualquier grupo, pero el segundo disco, especialmente el de una banda cuyo éxito llegó desde su debut discográfico -como es el caso de Allison-, pasa a ser una especie de examen donde todos esperan que el crecimiento mediático venga acompañado por una cierta madures artística o, en el peor de los casos, para ver si era “llamarada de petate”. Esto sin contar los diferentes obstáculos creativos que suelen enfrentar las bandas -maldición del segundo disco, le llaman-.

 

A finales del año pasado Allison anunció que durante este 2018 estarían celebrando la primera década de su segundo disco, Memorama, con una gira especial. Es ahí donde varios podríamos pensar “¡Madres! ¿Neta ya pasaron tantos años desde que me hacía la base para tener el cabello como el de Manolín?” Pues sí amiguito, lamento decirte que ya no estamos tan chavos.

 

En su caso, con Memorama, Allison consiguió pasar la prueba satisfaciendo las expectativas de sus fans, quienes se encargaron de colocar varios de los temas de este disco en los numero uno de diferentes estaciones de radio. Esto ya no se trata sólo de pop punk, aquí podemos encontrar temas mucho más diversos entre los que se encuentran clásicos como Algo Que Decir, Baby Please o la canción que da nombre al disco.

 

Si quieres estar al tanto de las ciudades que recorrerán con su tour de 10 años puedes seguirlos en su cuenta de Facebook.

 

D para Drama – Tolidos

 

Si hay una verdad es que la escena de pop punk y punk rock en español se sostiene de baluartes como Tolidos, no se diga más. Luego de abrirse paso dentro de la escena con su respetado debut Te Amo/Me Odias y de una separación que los llevo a reformularse como banda con Luis Cortés a la cabeza, queda claro que si Tolidos iba a regresar tenía que ser con un disco del calibre del D para Drama.

 

Ya desde el intro (Yo Me Pierdo Acabó) quedamos advertidos que esta placa va mucho más allá de guitarras y baterías rápidas -que las hay, y de las buenas, pero sin caer en los clichés-. Temas increíbles como Corriendo -junto el gran intro Más Cencerro-, Huellas Por Rastrear o Último Baile –cancionzota- destacan entre una colección de 13 temas.

 

En general, este es un disco que presenta la versión más melódica de Tolidos, más pop, sin perder o dejar de lado la esencia punk que los ha caracterizado. Un trabajo que no puede faltar en la colección de cualquier amante del género.

 

Un Día en el Mundo – Vetusta Morla

Tal vez una de los secretos más importantes para alcanzar el éxito está en la paciencia, en el trabajo apasionado, discreto pero constante. Mejor muestra que los madrileños Vetusta Morla no puede haber, a quienes les contemplan varios años desde su formación hasta la publicación de su primer disco de larga duración, Un Día en el Mundo.

 

Lleno de canciones que, como el vino, fueron añejándose hasta alcanzar un punto de madurez pocas veces visto en un álbum debut y que, sin temor a equivocarme, marcó un hito dentro de la música independiente en España.

 

Copenhague, Maldita Dulzura, Valiente o el mismo tema que presta su nombre al disco, son ejemplos que ya desde este material daban muestras que algunos de sus grandes talentos están en los matices, en su capacidad de crear atmósferas, en la grandilocuencia y en los temas in crescendo capaces de erizar la piel conforme se acerca el clímax.

 

Este año estarán de regreso en nuestro país, por lo que esperamos tengan preparado algo especial no sólo para presentar su nuevo material, sino también para celebrar el disco con el que se abrieron incontables puertas.

 

Reptilectric – Zoé

 

A veces suena difícil de creer que en algún momento cierta transnacional le dio su carta de retiro a Zoé, uno de tantos resbalones dentro de la industria discográfica, obviamente. Claro, eso fue antes de la buena recepción del EP The Room y muchísimo antes del multi platino Memo Rex Comander y el Corazón Atómico de la Vía Láctea -reto a cualquier fumador a repetir ese título sin tener que tomar un respiro-.

 

Hoy para nadie es novedad que Zoé es uno de los headliners nacionales más aclamados, pero para entender cómo fue que pasó, una de las piezas clave se encuentra en Reptilectric, cuarto disco de larga duración que, contando nuevamente con el apoyo de Phil Vinal, su productor de cabecera, logró superar con creces el éxito obtenido con su anterior trabajo.

 

Pese a lo que sus detractores pudieran pensar, este no es un material continuista, por el contrario, en esta ocasión, lejos de expandir sus horizontes líricos, se contraen para encontrar respuestas, más que en la vía láctea o en los planetas distantes, en una intromisión que nos lleva no sólo al amor como tópico recurrente en el catálogo de Zoé, sino también a la crítica materialista, a las profecías antiguas y hasta a las teorías que señalan los hilos de la marioneta.

 

Reconstrucción – Deluxe

 

Este disco llegó a mis manos justo cuando Xoel López, genio creador de este y otros grandes materiales, ponía punto final a su prolífica etapa como Deluxe. Ni hablar, a veces así es la vida.

 

Destacando muy de a poco a poco dentro del circuito español con trabajos como Los Jóvenes Mueren Antes de tiempo, Fin de un Viaje Infinito –y otros tantos-, Xoel consiguió ganarse el respeto de la prensa especializada –que en honestidad, ya sea en España, México o en China, suele ser bastante quisquillosa- y, de paso, el de un muy numeroso séquito de admiradores, pero fue justo con Reconstrucción donde va más allá para entregar un trabajo en extremo íntimo, con letras cada vez más maduras y melodías milimétricamente cuidadas.

 

En cuanto a los temas, Reconstrucción es una mina de grandes joyas, empezando con el tema que da nombre al disco, Las Calles de Madrid, pasando por Adiós Corazón, Historia Universal (El Amor No Es Lo Que Piensas) o Tendrás que Hacerlo Mejor, mención especial para temas del calibre de Pájaros Negros o De Vino y Espejos -¿Quieres saber lo que es tener la piel erizada? Basta con escuchar estos temas-.

 

Muchas cosas han seguido para Xoel López luego de Deluxe, discos EXCELENTES –así, en mayúsculas- como Atlántico, Paramales o su más reciente Sueños y Pan, pero para muchos este es un disco que marca una especie de antes y después, no sólo en la vida de Xoel, sino de la nueva música alternativa española.

¿Será que entre la gira de su nuevo disco se pueda dar tiempo de hacerle aunque sea un pequeño festejo a este disco? Esperemos que sí, y de ser posible se dé otra vuelta por México.

 

¡Ojalá sea verdad, que existe el cielo en realidad!

 

Hasta aquí llega la primera parte de nuestra lista. Nos gustaría conocer tu opinión ¿Te gustó? ¿Falta algún disco que debiéramos incluir en la segunda parte?

¿Tú que estabas haciendo hace 10 años?

Déjanos tus respuestas aquí en los comentarios o en nuestra página de Facebook.

 

Comentarios
Cargando...
%d bloggers like this: